• Inicio
  • /
  • Blog
  • /
  • ¿Qué hacer en el Parque Tayrona? 7 planes increíbles para hacer en este lugar
¿Qué hacer en el Parque Tayrona? 7 planes increíbles para hacer en este lugar

¿Qué hacer en el Parque Tayrona? 7 planes increíbles para hacer en este lugar

2020-12-14 14:25:12

El Parque Tayrona es uno de los parques nacionales naturales más visitados y más hermosos de Colombia. Este lugar que se encuentra bajo la sombra de la imponente Sierra Nevada de Santa Marta y a orillas del encantador mar Caribe, tiene todo para convertir tus estancia es unas vacaciones soñadas.

A continuación descubre, todo lo que puedes hacer y ver en este increíble lugar cerca de Santa Marta.

¿Cómo llegar al Parque Tayrona?

Para llegar al parque natural, debes dirigirte al Mercado Publico de Santa Marta y tomar un bus hacia el Parque Tayrona. Este bus es de color verde y siempre se ubica fuera del edificio del mercado. El pasaje en bus al Parque Tayrona cuesta entre 7.000 COP y 10.000 COP y el trayecto dura aproximadamente una hora.

Si vas en carro particular basta poner el GPS y este te llevará hasta la entrada del Parque Tayrona.También contratar un taxi o un tour, sin embargo por tratarse de transporte especial te saldrá más caro.

La ventaja de tomar un tour al Parque Tayrona es que incluye el transporte, un guía quien te mostrará lo más importante y relatará historias, la entrada y un seguro asistencial que cubre accidentes y cualquier eventualidad.

¿Qué hacer en el Parque Tayrona?

Descansar y disfrutar de las playas

El Parque Tayrona tiene playas espectaculares para admirar, disfrutar y descansar sobre la arena blanca escuchando el sonido de las olas chocar contra la playa. Entre las playas que podrás encontrar en el Parque Tayrona ingresando por la entrada de Zaino están Arrecife, La Piscina, Piscinita, Boca del Saco y Cabo San Juan; catalogada como una de las playas más lindas de Colombia y Suramérica.

Por la entrada de Neguanje podrá llegar caminando a Playa Chengue y Gairaca; en lancha puede llegar a Cinto, Wachaquita y Playa Cristal.

Hospedarse en un hotel de lujo o acampar

Quedarse a dormir en el Parque Tayrona es una experiencia excepcional; para nunca olvidar. Dentro de sus límites puedes encontrar diversas opciones de alojamiento, desde un hotel de lujo, hasta cabañas, zonas de camping y hamacas. Sea cual sea la opción que elijas, no te vas a arrepentir, el sonido del mar, la tranquilidad del lugar, la exuberante naturaleza y las noches estrelladas lo valen todo.

Hacer senderismo

La experiencia de ir al Parque Tayrona no está completa si no se hace senderismo. Aquí encontraras diversos senderos; muchos de ellos fueron dejados por los indígenas Tayrona antes de desaparecer. Estos senderos te llevarán a miradores, playas y pueblos ancestrales. También podrás avistar algunos de las cientos de especies de animales que aquí habitan y contemplar los diferentes ecosistemas que se encuentran en el Parque Tayrona; es como cambiar de escenario cada cierto tiempo

Liberarse en una playa nudista

Boca del Saco, es una playa nudista que se encuentra a cinco minutos caminando desde Cabo San Juan. Ahí podrás simplemente liberarte de todo y dejar que la arena y la brisa del mar Caribe acaricien todo tu cuerpo.

Practicar snorkel y buceo

En las aguas del Parque Tayrona también podrás hacer snorkel y buceo. La variedad de arrecifes de coral en cuanto a altura, forma y colores, así como todos los peces, lo convierten en un plan ideal para hacer mientras te encuentras aquí. No te pierdas la oportunidad de admirar las bellezas que se encuentran debajo de la superficie.

Encontrar el Pueblo Chairama

Chairama, es un pequeño pueblo de 4 mil metros cuadrados que construyeron los Tayrona. Este lugar se considera sagrado para las tribus indígenas que habitan la Sierra Nevada por lo que debe ser visitado con respeto y dejando las malas energías atrás. Puedes llegar a él haciendo un recorrido de unas tres horas desde Cabo San Juan. Chairama es un ejemplo de la grandeza de la civilización Tayrona.

Compartir con comunidades indígenas

Una de las cosas más extraordinarias que ofrece el Parque Tayrona es la posibilidad de hacer un pequeño intercambio con la población indígena de la Sierra Nevada. Todo este territorio es sagrado para ellos; se encargan de cuidarlo, protegerlo y viven aquí. Por lo que es común verlos vendiendo jugos de naranja, agua de coco o sus artesanías en diferentes puntos del parque. También es posible ver a los niños caminando o incluso jugando en los senderos de este.